Comience con nosotros, ¡necesitará un buen plan!

Número de contacto

67595870

Correo

gerenciaconsultoriacompleta.com

Tendencias que están configurando los servicios financieros

¿Cómo será la actividad bancaria en los próximos años? ¿Qué desafíos deberán afrontar las compañías de servicios financieros en materia, por ejemplo, de sostenibilidad? ¿El éxito pasará obligatoriamente por sacar el máximo partido a las tecnologías más novedosas?

Si tuviéramos que identificar un sector de actividad en el que la evolución es continua y la tecnología tiene un impacto más directo, seguramente aparecería el financiero. Hasta ahora ha sido un sector que, sin cuestionar completamente la teoría de Darwin: “Las especies que sobreviven no son las más fuertes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”, sí ha puesto de manifiesto la capacidad de los más fuertes de transformarse y seguir no solo sobreviviendo, sino, en muchos casos, liderando el mercado. Con poco margen de error, podríamos afirmar que actualmente el sector se encuentra con el reto más importante de su historia, incluso muy superior al de la crisis de 2007. En esa crisis, el impacto fue financiero y, en esta, es de modelo. En aquella, las ayudas te podían salvar, pero en esta no.

En el contexto actual, se identifican cinco factores clave a considerar, tanto en la transformación como en la competitividad del sector: la disrupción digital, el cambio de comportamiento de los clientes, la competencia, la regulación y la rentabilidad. Además, distintos estudios han puesto de manifiesto que, aunque la pandemia no ha tenido los efectos perjudiciales que cabría esperar en la industria bancaria, su impacto está siendo evidente:

• Aceleración de la banca digital.

• Incremento de la actividad de las fintechs.

• Aumento de los ahorros de los particulares.

• Expansión del teletrabajo y cambio en los modelos de gestión.

• Drástica disminución del uso de efectivo.

• El medio ambiente y la sostenibilidad se convierten en una prioridad para clientes y reguladores, y, por lo tanto, para el sector.

La aparición de los nuevos competidores, la innovación y el mencionado cambio en los hábitos de los consumidores nos llevan a un escenario en el que los servicios financieros se encuentran en un proceso de atomización en el que los distintos servicios, hasta ahora agregados por un solo proveedor (los bancos), se ofrecen por separado con un claro objetivo: la excelente experiencia del cliente.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros
Consultoría Completa

Te presentamos nuestros artículos recientes.